FOTOGRAFÍAS
SERIE VRAEM PERÚ 1990

Perú se encontraba atrapado por la violencia. La selva central agonizaba. Sendero, el ejército peruano y los nativos asháninkas peleándose el territorio. Camino a las comunidades asháninkas del Río Ene, desde Satipo a San Ramón, pasando por Yurinaki, y Quivinaki. los controles del Ejército Peruano en la carretera realzaban sus operativos deteniendo a integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso. La primera incursión a la Zona Asháninka, reporteando para el programa PANORAMA en canal 5, PANTEL del Perú, nos encontramos con una realidad impactante. Los nativos asháninkas del Ene nos miraban en silencio, desnutridos y enfermos, con la tristeza acostumbrada y el alma opaca. 

La ausencia absoluta del Estado en la atención de sus connacionales más olvidados, castigados en su propio territorio por el enemigo invasor. Entonces lo hicimos visible, en televisión y  medios escritos. Organizamos campañas con médicos voluntarios, atravesando con canoas los ríos, llevando alimentos, semillas,  medicinas solidarias de un Perú que comenzaba a conocer a los habitantes de su propia tierra, la selva central, las Comunidades Nativas Asháninkas de los Ríos Ene, Tambo, Apuímac. Mantaro y Perené. Conocida por el ejército y el Estado como zona VRAEM.

Fotografías Kodak negativo color 400 asa. Cámara Nikon F. Gran angular F.2

GUERRA Y ABANDONO

Médico locales y del ejército curaban a los que encontraban a su paso por las Comunidades Nativas Asháninkas del VRAEM

SERIE VRAEM PERÚ 1990

Perú se encontraba atrapado por la violencia. La selva central agonizaba. Sendero, el ejército peruano y los nativos asháninkas peleándose el territorio. Camino a las comunidades asháninkas del Río Ene, desde Satipo a San Ramón, pasando por Yurinaki, y Quivinaki. los controles del Ejército Peruano en la carretera realzaban sus operativos deteniendo a integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso. La primera incursión a la Zona Asháninka, reporteando para el programa PANORAMA en canal 5, PANTEL del Perú, nos encontramos con una realidad impactante. Los nativos asháninkas del Ene nos miraban en silencio, desnutridos y enfermos, con la tristeza acostumbrada y el alma opaca. 

La ausencia absoluta del Estado en la atención de sus connacionales más olvidados, castigados en su propio territorio por el enemigo invasor. Entonces lo hicimos visible, en televisión y  medios escritos. Organizamos campañas con médicos voluntarios, atravesando con canoas los ríos, llevando alimentos, semillas,  medicinas solidarias de un Perú que comenzaba a conocer a los habitantes de su propia tierra, la selva central, las Comunidades Nativas Asháninkas de los Ríos Ene, Tambo, Apuímac. Mantaro y Perené. Conocida por el ejército y el Estado como zona VRAEM.

Fotografías Kodak negativo color 400 asa. Cámara Nikon F. Gran angular F.2

VALLE DEL RÍO APURIMAC - COMUNIDAD DE RONDEROS DE SANTA ROSA 1991

Perú se encontraba atrapado por la violencia. La selva central agonizaba. Sendero, el ejército peruano y los nativos asháninkas peleándose el territorio. Camino a las comunidades asháninkas del Río Ene, desde Satipo a San Ramón, pasando por Yurinaki, y Quivinaki. los controles del Ejército Peruano en la carretera realzaban sus operativos deteniendo a integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso. La primera incursión a la Zona Asháninka, reporteando para el programa PANORAMA en canal 5, PANTEL del Perú, nos encontramos con una realidad impactante. Los nativos asháninkas del Ene nos miraban en silencio, desnutridos y enfermos, con la tristeza acostumbrada y el alma opaca. 

La ausencia absoluta del Estado en la atención de sus connacionales más olvidados, castigados en su propio territorio por el enemigo invasor. Entonces lo hicimos visible, en televisión y  medios escritos. Organizamos campañas con médicos voluntarios, atravesando con canoas los ríos, llevando alimentos, semillas,  medicinas solidarias de un Perú que comenzaba a conocer a los habitantes de su propia tierra, la selva central, las Comunidades Nativas Asháninkas de los Ríos Ene, Tambo, Apuímac. Mantaro y Perené. Conocida por el ejército y el Estado como zona VRAEM.

Fotografías Kodak negativo color 400 asa. Cámara Nikon F. Gran angular F.2

SUSANA HIGUCHI Y LOS KIMONOS COMUNIDAD NATIVA DE CUTIVIRENI - VALLE DEL ENE - VRAEM 1991

Perú se encontraba atrapado por la violencia. La selva central agonizaba. Sendero, el ejército peruano y los nativos asháninkas peleándose el territorio. Camino a las comunidades asháninkas del Río Ene, desde Satipo a San Ramón, pasando por Yurinaki, y Quivinaki. los controles del Ejército Peruano en la carretera realzaban sus operativos deteniendo a integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso. La primera incursión a la Zona Asháninka, reporteando para el programa PANORAMA en canal 5, PANTEL del Perú, nos encontramos con una realidad impactante. Los nativos asháninkas del Ene nos miraban en silencio, desnutridos y enfermos, con la tristeza acostumbrada y el alma opaca. 

Fotografías Kodak negativo b/n 400 asa. Cámara Nikon F. Gran angular F.2